martes, 29 de junio de 2010

...

& me tengo que empezar a acostumbrar cada día más...
que la gente me platique sus pesares, los escuche, les ayude & los vea sonreír...
mientras yo me doy la vuelta & solo mi almohada se da cuenta que también yo lo necesitaba!

4 comentarios:

DANI dijo...

A veces, no ser egoísta puede llegar a hacernos olvidar de nosotros mismo.

Para ayudar a los demás, primero tenemos que darnos cuenta de que nosotros mismo nos tenemos que escuchar.

Besos reflexivos

Jose de Jesus dijo...

sabes favio k io siempr estoi para escucharte i ayudarte niña... no siempre tienes k irte a tu almohada i siin haber dicho las cosas antes favio te kiero

Mai! dijo...

fiel compañera! a pesar de todo nunca falla...la almohada digo!
un abrazo desde Rosario!

Agus dijo...

gracias por pasar por mi blog ^^ me alegra que te haya gustado :D